2015-10-27

¿Por qué el fondo convexo en las botellas?

A continuación respondemos esta pregunta que siempre surge entre los amantes del vino

¿Por

Según parece, el origen del fondo convexo de las botellas de vino, conocido en el mundo del vino como “culo de botella”, hay que buscarlo en la Inglaterra del siglo XVII, ya que fue allí donde se fabricaron las primeras y donde comenzaron a emplearse para envejecer su contenido. Usando la entonces imperfecta técnica de soplar el vidrio, la parte de éste situada al fondo se pegaba a las paredes, formando una oquedad convexa. Con el tiempo, aunque la técnica mejoró, se fueron observando los beneficios de dejar el cono en cuestión.

Para empezar, en el caso de los vinos espumosos, el fondo convexo incrementa la superficie de vidrio y contrarresta la presión que ejerce el anhídrido carbónico sobre las paredes cóncavas de la botella. En otras palabras y sin entrar en un análisis sobre Física, si el fondo fuera plano, habría un cierto riesgo de que la botella reventara.

Para continuar, el simpático hueco ayuda a que se depositen y queden en el fondo los posos o sedimentos que, en ocasiones, se forman en los vinos. Para terminar, diferentes estudios muestran que al consumidor le parece más glamurosa una botella con su oquedad correspondiente, que, además, facilita el servicio del vino a quienes gustan de hacerlo introduciendo el pulgar en ella para sujetar la base de la botella con los demás dedos.

Fuente: www.malditafiloxera.com