2016-07-04

Destilados de vino

A continuación podrás observar una guía para ingresar al fascinante mundo de esta deliciosa bebida.

Destilados

El proceso de destilación se realiza para separar el alcohol del agua que pueda contener la materia prima y el producto final se obtiene al hervir una bebida fermentada que eleva la graduación del alcohol. Generalmente se le suelen agregar aromas, azúcar o agua, para suavizarlos y lograr un sabor más agradable. El aparato utilizado para la destilación en el laboratorio, es el alambique y la misma consta de varios pasos antes del embotellado final.

Los primeros en destilar vino para obtener alcohol fueron los árabes, alrededor del año 3oo AC aproximadamente. La ampliación de sus dominios facilitó la difusión e influencia de esta costumbre en Oriente Medio, norte de África y sur de Europa. Ya en el siglo XIII, en Italia, los científicos de la época obsesionados con la búsqueda de un elixir que garantizara la vida eterna, aseguraban que podría extraerse del espíritu mágico que decían, estaba presente en el vino. Y así comenzaron la destilación del aqua vitae, el agua de la vida. Esta práctica se mejoró y difundió por toda Europa y se la empezó a conocer como eau de vie en Francia y como usige beata en las Islas Británicas. Cuando llega a Escandinavia, el akvavit se seguía produciendo del vino. Pero al no crecer en climas fríos como los de esa región, había que importarlo, lo que lo convertía en un producto que estaba solo al alcance de pocos debido al costo, y comenzaron a utilizarse otras materias primas para la producción. Nunca se logró obtener el tan ansiado elixir, pero se le atribuyeron poderes curativos.

Entre los destilados de vino, es sin dudas el Cognac el más importante. Fue siempre considerado un “placer de reyes” por su exquisita suavidad, a diferencia de destilados de otros países europeos, y se convirtió en el aguardiente favorito de la alta sociedad. Se obtiene a partir de un vino compuesto en un 90 por ciento de uvas blancas de las cepas cultivadas en los alrededores de la ciudad de Cognac y se añeja al menos dos años en barricas de roble.

El Armagnac es el aguardiente más antiguo de Francia y se produce al sur de Burdeos, sólo con uvas blancas y se destila con el sistema Armagnacais, patentado en el año 1818. Estos destilados envejecen en vasijas de roble, en cavas subterráneas con alta humedad.

Otro de los famosos destilados de vino es el Brandy español, que en un 90 % proviene de Jerez. Sus vinos base se elaboran con las cepas Airén y Palomino y se destila en Alquitaras (Pot Still) o Columnas. También se elabora brandy en el Penedés (Cataluña).

América del Sur también tiene un famoso destilado de vino, el Pisco. Los españoles introdujeron el método de destilación simple en alambiques de cobre, y para elaborar esta bebida se utilizan uvas pisqueras variedad Quebranta, Mollar, y Uvina. Tanto Chile como Perú se atribuyen el origen, lo que aún sigue generando históricas disputas.

El momento ideal de consumo para cualquiera de estos destilados de vino es al finalizar una comida para acompañar postres, aunque generalmente se consumen como digestivos.

Fuente: www.bodegavistalba.com